Cuándo aplicar frío, cuándo aplicar calor

Publicado en: Información | 0

Los tratamientos de frío y de calor son los mejores cuidados frecuentes, naturales y sin fármacos, para tratar dolores y lesiones. Pero, ¿cuándo conviene aplicar frío y cuándo conviene aplicar calor?

Como regla general, si la lesión es de color rojo, se hincha, está inflamada y es necesario un tratamiento de frío. Lo mismo ocurre con las lesiones surgidas de forma repentina (dolor agudo), que también deberán ser tratadas con frío. Los tratamientos de calor podrán utilizarse para aliviar el dolor no agudo o para preparar el cuerpo para el ejercicio.

Para las diferentes lesiones y dolores se utilizan distintas temperaturas debido a que tienen distintos efectos. El frío entorpece las terminaciones nerviosas doloridas, disminuye la inflamación y alivia la hinchazón. Por su parte, el calor es relajante, reactiva la circulación sanguínea y mejora la elasticidad de los tejidos.